Persianas eléctricas e instalación

Las persianas se han convertido en un elemento imprescindible en los hogares, en los últimos años además de la instalación de las persianas tradicionales que son las enrollables se han puesto de moda las persianas eléctricas.

Estas persianas aportan principalmente comodidad ya no tendrá que hacer el esfuerzo de subir y bajar la persiana con el mecanismo de una cuerda. Lo que se hace con las persianas eléctricas es instalar un motor y a partir de ahí funcionarán con mando a distancia, es decir, solamente presionando un botón podrá darle órdenes a sus persianas.

Además de un mando a distancia estas persianas suelen llevar sensores de lluvia o luminosidad, es decir, si usted no se encuentra en casa al detectar algo fuera de no habitual en cuanto al clima o el tiempo la persiana se cerrará sola.

Otra de las ventajas de estas persianas es la seguridad, especialmente si en un periodo vacacional o por cualquier otro motivo su casa se queda vacía durante unos días, con estas persianas conseguirá ahuyentar a los ladrones ya que se moverán solas.

A la hora de motorizar una persiana hay que tener en cuenta las medidas y el diámetro del eje de dicha persiana, existen dos tamaños estándar y son 40 y 60 milímetros. Además del tamaño habría que conocer el peso.

En cuanto a la instalación de estas persianas es necesario sacar la persiana del tambor, en caso de que exista una lama rota hay que aprovechar para cambiarla.

A continuación se introduce el motor en el eje que se enrolla y fijarlo, es fundamental colocar de forma correcta los cables de conexión eléctrica y de alimentación que acompañan al motor. Por último hay que introducir la persiana en el tambor y atornillarlo a la caja, cerrando la tapa. Dependiendo del motor del que se trata habrá que fijar unos topes para que el motor se pare cuando la persiana haya subido o bajado.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE